La terapia holística ve la persona como una unión de cuerpo, mente y espíritu, que se interrelaciona a la vez con el ambiente y las personas que le rodean en su día a día, y confía en la propia capacidad de auto-sanación de cada individuo.

Desde este punto de vista, la persona es tratada como un todo, teniendo en cuenta esta visión global del sistema del cuál forma parte, y en lugar de enfocarnos y tratar sólo los síntomas de la enfermedad que ha desarrollado, ampliamos la visión al conjunto que la integra para llegar a la raíz del problema.

“Con distintas técnicas y métodos, escuchamos y sentimos cuales son las necesidades de la persona en el momento presente.

A partir de esta escucha sincera, podemos iniciar  el acompañamiento y guiar a la persona a encontrar la manera para que se restablezca el equilibrio entre las partes dañadas del cuerpo físico, emocional, mental y energético y recobrar un estado de salud óptimo”.   

Este tipo de terapia no pretende sustituir la medicina tradicional, aunque puede resultar un muy buen complemento para la mayoría de tratamientos que se estén recibiendo enfocados sólo al cuerpo físico, pues actúa en los otros campos más sutiles y armoniza todo el conjunto para que la sanación se produzca a todos los niveles.

También resulta ideal como método de prevención y mantenimiento de un estado de salud y bienestar, paz y equilibrio interior, que se traducirá siempre en resultados positivos en las demás áreas de la vida.

Las sesiones de terapia holística en Eqshala, combinan técnicas de contacto físico como el masaje tailandés, terapia craneo sacral biodinámica, yoga y qigong terapéutico y otras mucho más sutiles y/o energéticas para incidir sobre nuestro cuerpo emocional y energético como la terapia floral o el Reiki. A través de técnicas de coaching, PNL, meditación,  mindfulness, constelaciones sistémicas y eneagrama completamos el trabajo sobre nuestra mente consciente e inconsciente.

En una primera consulta, se evalúa con el cliente su caso particular y se decide conjuntamente las técnicas más adecuadas para acompañarle  al estado deseado.  Las sesiones tienen una duración de 1h15min y según cada caso se diseña la regularidad de las visitas y las técnicas que se irán integrando en función de cómo se vaya sintiendo el cliente y como él vaya avanzando en el proceso.  Pide aquí tu cita