Muchas personas me preguntan qué es esto del Vinyasa y como últimament han proliferado tantos estilos y nombres diferentes, intentaré explicar de la mejor manera un resumen con las principales características de este estilo.

Básicamente, diría que se trata de un yoga fluido o dinámico.

Esto significa que todas las posturas que se van realizando a lo largo de la clase, se van enlazando unas con otras, siguiendo el ritmo de nuestra respiración. Por lo general, en cada una de las asanas no permanecemos más de 3 respiraciones y así aprovechamos el ritmo y el impulso de la inhalación y/o exhalación para pasar a la siguiente postura.

Una forma práctica para comprenderlo, y para todos aquellos que ya hayan practicado cualquier estilo de yoga alguna vez, seria la idea de extender la secuencia del Saludo al Sol (Suryanamaskara) añadiéndole posturas a lo largo de toda la clase. Si podéis recrear en la imaginación esta sensación de conocer la secuencia de posturas y dejar que el cuerpo la vaya siguiendo coordinándolo con el ritmo de vuestra respiración, esta sería la idea.

En la práctica de Hatha Yoga más extendida, realizamos una asana sobre un lado del cuerpo, luego una postura central para sentir el trabajo y realiniar el cuerpo, luego la misma asana sobre el otro lado del cuerpo, y otra postura sobre la línia media del cuerpo para reequilibrar. En el vinyasa, esta postura de centramiento que podria ser por ejemplo tadasana en las posturas de pie o balasana cuando estamos en el suelo, se sustituye por una serie o transición de posturas a las que llamamos “vinyasa”. En un primer nivel, el “vinyasa” que más se practica, es la serie compuesta por la plancha, bajada sobre las rodillas, cobra i adho muka.

Así por ejemplo, imaginamos que realizamos:

[Guerrero 1 con pierna izquierda delante-tadasana-guerrero 1 con pierna derecha delante-tadasana] pues en vinyasa haríamos:

[Guerrero con 1 pierna izquierda delante-plancha-bajamos sobre las rodillas-cobra-adho muka-pierna derecha delante y subimos desde adho muka a guerrero 1 de nuevo]

El reequilibrio se hace en movimiento, no en postura estática.

Como algunos podéis imaginar, esta práctica de Yoga puede resultar muy intensa y “física”, especialmente las primeras veces que se practica. Cuando deseamos que así sea, la practicamos también junto con la respiración Ujjahy que nos ayuda a mantener bien caliente y oxigenado todo el cuerpo, a ir más profundo y aligerar la “intensidad”.

Con la práctica y según el profe que te guie, mi experiencia personal es que este tipo de yoga puede resultar también muy suave y dulce y sentirla finalmente como una especie de baile contigo mism@, experimentando la fluidez y la sutileza de cada movimiento con la ayuda de tu respiración. El flujo de pensamientos no tiene cabida dentro del movimiento por lo que la classe se convierte facilmente en una meditación dinámica.

Así pues es una práctica que recomiendo mucho a todas aquellas personas que les cuesta especialmente centrar la atención en la respiración y en el cuerpo y dejar de lado el mental.

Tanto si deseas sentarte a meditar como si necesitas claridad para tomar una decisión, practica primero unas secuencias de vinyasa y cuando finalizes tu cuerpo se sentirá relajado y tu mente especialmente enfocada.

En mis clases de Hatha Vinyasa, al igual que en los otros estilos, siempre se trabajará desde estos niveles:

1º nivel: Posturas. Fortaleza y flexibilidad del cuerpo. Mejora de todos los funcionamientos de los diferentes sistemas y órganos.

2º nivel: Respiración. Equilibra y calma la mente. Oxigenación de todos los tejidos. Concentración y foco.

3º nivel: Unión / aliniación cuerpo / mente.

4º nivel: Presencia. Conciencia de nuestro cuerpo, nuestras emociones, nuestros pensamientos y cómo estos tres se interrelacionan, se influyen y nos afectan. Aprender a estar, Aquí y Ahora, con Todo. No hacer, ser. Coherencia. Aceptación. Comprensión.

A través de la práctica del Yoga, nos damos cuenta que se trata de un camino de auto-conocimiento y aprendemos a aplicar todos los conceptos y experiencias que tenemos en las clases, en nuestro día a día, fuera de la esterilla.

Ven a provar alguna de las clases regulares que ofrezco o si lo prefieres concertamos una sesión privada en Eqshala, tu casa o tu oficina. t.630321770 o monica@eqshala.com