Qué son las constelaciones familiares? Cómo pueden ayudarnos?

Las constelaciones familiares forman parte de la terapia sistémica, que trata a la persona no como un individuo aislado, sino como parte integrante del entorno y contexto del sistema del que forma parte (familiar, laboral, social y el propio individuo y su cuerpo como sistema).

A menudo se repiten en nuestras vidas dinámicas de relaciones complicadas con la pareja, los hijos, familiares, amigos o compañeros de trabajo, sentimientos y emociones que nos desbordan sin causa aparente, enfermedades, falta de éxito y prosperidad profesional. Las constelaciones familiares son una herramienta de valoración y ayuda para encontrar soluciones a este tipo de conflictos.

A través de ellas, podemos llevar a la luz y plasmar de forma visible estas dinámicas que se encuentran escondidas en nuestro inconsciente.

Esta metodología permite representar de forma clara cuál es el desequilibrio y desorden que origina este problema y al tomar conciencia, podemos actuar para corregirlo y restablecer el orden en nuestro sistema y en nuestras vidas.

Cuándo debemos constelar?

La sensación de estar repitiendo una vez y otra el mismo patrón sin encontrar la manera de cambiar una situación que sabemos que nos perjudica, momentos de bloqueo emocional, confusión mental, incapacidad de poder tomar decisiones importantes y decisivas en nuestra vidas a pesar de nuestro esfuerzo, pueden indicarnos la necesidad de abordar estos temas a través de la mirada de las constelaciones sistémicas.

Los vínculos que establecemos con nuestros familiares, compañeros de trabajo, amistades, etc. Y los roles que tomamos en cada una de estas relaciones e interacciones, nos influyen de forma significativa en nuestras vidas, en ocasiones de forma consciente, pero también a un nivel mucho más profundo e inconsciente que escapa al control de nuestra mente y que puede resultar determinante.

Por qué constelar con caballos?

Por el tipo de educación recibido y los condicionamientos sociales de la sociedad en la que vivimos, por lo general nos resulta muy complicado poder dejar de lado los análisis, juicios y valores que llenan nuestra mente de un flujo constante de pensamientos que obstaculizan y dificultan precisamente este proceso.

En el trabajo con constelaciones familiares, resulta fundamental poder conectar con nuestra parte más intuitiva y emocional, dejando de lado nuestra parte más mental. Soltar el control que ejerce nuestra mente consciente, es imprescindible para dejar aflorar todo aquello que surja de nuestro inconsciente para poder ser sanado.

Los caballos viven y “están” siempre en el momento presente y reaccionan simplemente a las vibraciones que perciben en el instante, sin analizar ni juzgar nada. Su mente no fluctúa constantemente evaluando hechos del pasado y proyectando hacia el futuro como la nuestra. Su mente no distingue entre “bueno” y “malo”.

Es por este motivo que, gracias al integrar los caballos en un trabajo de constelaciones, ellos nos dan la confianza y la seguridad que la información que nos llega a través suyo, es pura y genuina, sin condicionamientos mentales de ningún tipo, sin manipulaciones.

Qué conseguimos con este trabajo? 

Los resultados de una sesión de constelaciones con caballos se consiguen a dos niveles:

  1. Nivel consciente y mental. Al observar las dinámicas que se dan, tomamos conciencia de donde se encuentra el bloqueo. Así podemos tomar las decisiones oportunas y hacernos responsables de los cambios y acciones que debemos emprender a partir del día siguiente a la sesión para que la situación cambie.
  2. Nivel inconsciente. Con el trabajo que realizamos estamos actuando también desde un nivel que no resulta visible, incidiendo en el campo energético, emocional y grabando las memorias en el cuerpo físico que lo integra, recuerda y registra.

De esta manera, teniendo en cuenta todas las partes de forma holística, y no sólo los síntomas, es cuando conseguimos resultados efectivos y a largo plazo, pues nos enfocamos en la raíz del problema y en la solución.

Como grandes maestros nos guían y nos muestran el camino que debemos seguir hacia un estado de presencia, conexión profunda, y apertura y sostienen el espacio permitiendo que se de la sanación justa y necesaria que se requiere “aquí y ahora”.

Siendo espectadores de lo que sucede en un trabajo de este tipo, al finalizar la sesión, no nos queda más que expresar el profundo agradecimiento hacia estos seres maravillosos que permiten en cada contacto con ellos volver a creer en la Magia…que nos une a todos, con el Todo.

Las constelaciones con caballos en Eqshala se realizan de forma privada, en pareja o grupo/familia reducido para tratar un tema en concreto. Los trabajos se realizan pie a tierra, sin montar a los caballos y por este motivo no es necesario ningún tipo de conocimiento ni experiencia previa de equitación.

Puedes consultar nuestras entrada «constelaciones familiares»   y «Constelaciones con caballos Eqshala» para más información.

Pide aquí tu cita o consulta nuestro calendario de eventos para ver los próximos talleres que tenemos programados.